Publicado el : 10/27/2020 12:00:00 AM por Admin

En medio de una pandemia mundial, protestas de varios meses sobre la desigualdad racial y una elección duramente disputada, el director ejecutivo de la segunda empresa pública más grande del mundo dice que ahora es el momento de que Estados Unidos reinvente el capitalismo.

“Es justo, en 2020, en medio de esta pandemia, tener esencialmente un referéndum sobre el capitalismo”, dijo Satya Nadella, CEO de Microsoft, hace unos días durante la cumbre virtual Forbes JUST 100. “Todos tenemos que reconocer cuál es el propósito central social de una corporación”.

En resumen, las empresas como Microsoft, dijo Nadella, deben medirse por la cantidad de empleos e ingresos creados fuera de la empresa y el impacto económico que tienen en los mercados donde operan, en contraposición a los excedentes generados dentro de una empresa.

Los comentarios de Nadella, que dice que se inspiraron en un libro publicado el año pasado por el profesor de estudios de gestión de Oxford Colin Mayer, siguen los llamamientos en curso para que los líderes empresariales se comprometan a dirigir sus corporaciones hacia el llamado “capitalismo de las partes interesadas”.

A principios de este año, el Foro Económico Mundial en Davos usó la frase como tema para su evento anual, una medida que se produjo después de que casi 200 directores ejecutivos de grandes corporaciones, incluidos Jeff Bezos de Amazon y Jamie Dimon de JPMorgan Chase, firmaran nuevas pautas por parte de Business Roundtable. que especificaba el papel de una corporación era “promover una economía que sirva a todos los estadounidenses”.

Aunque un informe reciente arrojó dudas sobre cuán comprometidas están estas empresas con el “capitalismo de las partes interesadas”, Nadella señaló el compromiso de Microsoft de convertirse en carbono neutral para 2030 y destacó el impulso de LinkedIn para abordar la desigualdad racial a través de iniciativas respaldadas por los accionistas.

Desde que Nadella asumió el cargo de CEO de Microsoft en 2013, la compañía ha experimentado un crecimiento explosivo, en gran parte gracias a un negocio de servicios en la nube en auge, un sector que solo ha registrado una demanda creciente durante la pandemia cuando la fuerza laboral mundial se vio obligada a trabajar desde casa.

Más allá de la pandemia y los problemas de justicia racial, Nadella también habló sobre las próximas elecciones federales de los Estados Unidos, que se han visto ensombrecidas por las afirmaciones del presidente Donald Trump de que puede que no acepte su resultado. Nadella enfatizó la confianza de Microsoft en una democracia fuerte y la necesidad de mantener sus instituciones.

“Como empresa estadounidense, y empresa de tecnología, nuestra posición en el mundo y en los Estados Unidos se debe a la vitalidad de la democracia estadounidense”, dijo Nadella a Andrea Jung, directora ejecutiva de Grameen America, que condujo la charla. “Por lo tanto, la posición de cualquier negocio, incluido el nuestro, depende de que construyamos sobre esa sólida institución de la democracia aquí y en todas partes”.

Microsoft se ubicó de primera en el listado Just 100 de Forbes, que presenta a las 100 corporaciones estadounidenses más justas que están irrumpiendo en sistemas quebrantados y reinventando los negocios, combatiendo injusticias sociales y encontrar soluciones reales a los mayores desafíos de la sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente