Publicado el : 10/6/2020 12:00:00 AM por Admin

El Gobierno dominica­no formuló ayer un llama­miento en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a la comunidad in­ternacional para que pro­vea a Haití de ayuda huma­nitaria y recursos necesarios para poder invertir en infra­estructuras y creación de empleos.

Llevando la voz en repre­sentación del país en la reunión del organismo multilateral, el ministro do­minicano de Relaciones Ex­teriores, Roberto Álvarez, también dejó claro que en el marco de las dificultades políticas y sociales que per­sisten en Haití, “no hay, ni podrá haber, una solución dominicana” a sus proble­mas.

Principio de legalidad
También advirtió de que la buena vecindad entre Haití y Republica Domi­nicano no puede perjudi­car “el principio de cum­plimiento estricto de la legalidad dominicana e internacional”, y asegu­ró que la frontera entre ambos países implica que sus procesos políticos, so­ciales, sanitarias y econó­micos impactan de uno al otro.

Contrario a eso, Álvarez abogó en el encuentro por la permanencia en Haití de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas (BINUH), instalada hace un año, y el apoyo de la comunidad in­ternacional para encaminar a esa nación hacia la recu­peración.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente