Publicado el : 9/30/2020 12:00:00 AM por Admin

República Dominicana se supera de las trágicas proyecciones que anunciaban un incremento en el número de muertes por COVID-19 y se queda en menos de la mitad de esas estimaciones.


A mediados de julio, el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) estimaba que, para el primero de noviembre, la cantidad de fallecidos a causa del COVID-19 alcanzaría las 6,000 personas. Este martes, sin embargo, los modelos de proyección que hace el organismo independiente de la Universidad de Washington dejan la cifra a 2,329 para la misma fecha.


De acuerdo con la nueva estimación, en el próximo mes de octubre y los dos días que restan a septiembre se producirían en el país unas 228 muertes, partiendo de las 2,101 acumuladas que reporta el Ministerio de Salud en su boletín epidemiológico de este martes.

El IHME hace sus proyecciones basadas en tres escenarios que tienen en ver con las cifras actuales de cada país, con la flexibilización de las medidas sanitarias y de aislamiento social para el control de la propagación del coronavirus y con que los gobiernos logren el uso universal de mascarillas en la población.

En los dos primeros escenarios, las proyecciones de muertes para República Dominicana son de entre 2,174 y 2,547, con un promedio de 2,329, al 1 de noviembre. En el tercer escenario, que implica que todos los ciudadanos hagan uso de mascarillas, las estimaciones son de entre 2,171 y 2,526, con un promedio de 2,321. Esa cifra aumentaría a 2,588 al 1 de diciembre y a 3,412 al 1 de enero de 2021.


A la fecha, el país vive una realidad distinta respecto al COVID-19 en relación con mediados de julio, cuando el promedio de muertes diarias rondaba los 20 casos, con una ocupación hospitalaria que llegó a más del 90 %.


Para este martes, sin embargo, el Ministerio de Salud reporta tres defunciones nuevas, con una ocupación hospitalaria de un 23 % y una ocupación en unidades de cuidados intensivos (UCI) de 33 por ciento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente