Publicado el : 10/8/2020 12:00:00 AM por Admin

Las grandes firmas tecnológicas Amazon, Apple, Google y Facebook se defendieron este miércoles de las acusaciones de prácticas monopolísticas hechas por un panel de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y aseguraron que la industria sigue siendo competitiva.

Las empresas reaccionaron así a las conclusiones del informe publicado por el personal demócrata del Subcomité de Competencia de la Cámara de Representantes en el que se indica que Facebook y Google tienen poder monopolístico, mientras que Apple y Amazon tienen un “importante y duradero poder de mercado”.

En él se recomienda al Congreso que considere una serie de medidas, como una legislación que obligue a estas compañías a separar sus populares plataformas de internet de otras líneas de negocio, además de cambios en las leyes de defensa de la competencia para revitalizar la aparente ausencia de un firme cumplimiento.

“Competimos de manera justa en un sector que evoluciona muy rápido y que es muy competitivo”, indicaron fuentes de Google, que acusaron al informe de presentar informaciones “desactualizadas e inexactas” de los rivales comerciales del buscador online de la compañía y de sus otros servicios.

Facebook, por su parte, emitió un comunicado en que aseguró que cuando adquirió Instagram y WhatsApp existía un “entorno competitivo muy fuerte” y que este sigue existiendo a día de hoy, y recordó que cuando se llevaron a cabo estas operaciones de compra, los reguladores “no vieron ninguna razón para pararlas”.

Desde Apple, fuentes de la compañía dijeron que no tienen “una participación de mercado dominante en ninguna categoría” en la que operan y sostuvieron que la comisión del 30 % que cobran a los desarrolladores por las transacciones que se llevan a cabo en la App Store “están firmemente en la corriente principal de las que cobran otras tiendas de aplicaciones y mercados de juegos”.

También Amazon advirtió en un comunicado de que las intervenciones “equivocadas” en el mercado libre expulsarían a millones de minoristas independientes de las tiendas online y perjudicarían a las consumidores, que tendrían menos opciones de compra y precios más altos.

“Las grandes empresas no son dominantes por definición”, afirmaron desde la firma que dirige Jeff Bezos, y apuntaron que es erróneo presuponer que el “éxito solo puede ser el resultado de un comportamiento anticompetitivo”.

El informe no conlleva consecuencias legales en sí mismo, pero los legisladores confían en que sus conclusiones animen a los responsables políticos a tomar medidas.

Los republicanos en el panel de la Cámara de Representantes no firmaron el informe y han dicho en entrevistas concedidas en los últimos días que, aunque también están preocupados por el tamaño de estas compañías, no están de acuerdo con algunas de las recomendaciones que hacen los demócratas.

 

 

 

 

 

 

 

Fuente